La retirada del amianto de los colegios públicos andaluces, por fin en la agenda política.

La retirada del amianto de los colegios públicos andaluces, por fin en la agenda política.
La retirada del amianto de los colegios públicos andaluces, por fin en la agenda política.

La retirada del amianto de los colegios públicos andaluces, por fin en la agenda política.

Desde Podemos Sevilla, celebramos el Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía adoptado el pasado martes para eliminar el amianto de los centros educativos. Queremos recordar que la retirada del amianto en los centros escolares fue una de las propuestas aprobadas (consúltala aquí), a iniciativa del Círculo de Bellavista, por la Asamblea Ciudadana de Podemos Sevilla el pasado 2 de abril. En el barrio de Bellavista se ubicaba la fábrica de Uralita de la que salieron toneladas de materiales de construcción hechos con amianto, en forma de cubiertas de fibrocemento, conducciones para aguas residuales, canalizaciones de desaguado de lluvias o, peor aún, depósitos o aljibes para almacenamiento de aguas potables. Y en el barrio de Bellavista se fraguó el movimiento ciudadano que, con la Asociación de Víctimas del Amianto, lleva años luchando en los tribunales y ante las Administraciones Públicas para que la empresa Uralita SA, ahora Corporación Empresarial de Materiales de Construcción SA., asuma sus responsabilidades e indemnice a los trabajadores y vecinos que durante años inhalaron sin protección las mortíferas microfibras de amianto.

Amianto2

La retirada de los materiales hechos con amianto en los centros de enseñanza de Andalucía fue también objeto de una iniciativa del Grupo Parlamentario de Podemos en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del parlamento andaluz, el pasado 14 de junio. Proponíamos un Plan de retirada segura de ese material, cuyo uso fue prohibido en el año 2001 por sus efectos cancerígenos. La Proposición No de Ley fue rechazada con los votos del PSOE y de Ciudadanos en contra. Nos congratulamos de que el PSOE, después de pretender echarle la pelota al Gobierno central y argumentar que era más seguro no mover los materiales, recapacitara y se decidiera a escuchar a la ciudadanía, aún a costa de tener que darnos la razón, eso sí, sin reconocerlo. ¡Antes muerta que sencilla!

El Plan aprobado el 5 de julio por el Consejo de Gobierno prevé la eliminación de las cubiertas de amianto en los centros educativos públicos entre 2016 y 2022, en dos etapas. La primera, entre 2016 y 2020, permitirá elaborar un registro de instalaciones -escuelas infantiles, colegios de Infantil y Primaria, institutos de Educación Secundaria, centros de Educación Especial, Escuelas Oficiales de Idiomas, centros de enseñanzas artísticas y residencias escolares – e intervenir urgentemente en 30 instalaciones donde se constata riesgo de desprendimiento. El resto de instalaciones -se estiman en 220 los centros que podrían tener materiales con amianto- se abordaría en una segunda etapa, entre 2021 y 2022. Resulta llamativo que ahora la Junta reconozca que nada menos que 30 centros escolares requieren una intervención urgente por presentar riesgos.

También llama la atención el presupuesto aparentemente desequilibrado entre las dos etapas, 40 millones para la primera, con 30 instalaciones y el registro, y 20 para la segunda, con unas 190 instalaciones. Tendremos que seguir vigilantes y hacer un seguimiento de la ejecución material y presupuestaria del Plan, para que no se quede, como otras tantas normas y planes, en declaraciones de intenciones.

Mientras tanto, solo nos cabe alegramos con y por los vecinos y vecinas de Bellavista y de otros muchos lugares de Andalucía a los que por fin el Gobierno andaluz ha prestado oído, después de años luchando por este plan y denunciando los riesgos concretos a los que se han visto expuestos muchos niños y niñas andaluces.

Área de Sostenibilidad, Movilidad, Urbanismo y Medio Ambiente
Podemos Sevilla


Comparte